Etiqueta Electrónica

Ahora que, debido al coronavirus, nuestros trabajos se han vuelto principalmente remotos y en línea, debemos considerar que mantener una etiqueta electrónica es fundamental.

Parece sencillo redactar y enviar un correo electrónico, pero cuántas veces por escribir y no revisar, enviamos errores en el contenido, copiamos a quienes no queremos o enviamos el correo a la persona incorrecta, estos errores que pueden tener consecuencias graves en nuestro trabajo.

No se si a ti te pasa, pero muchas veces escribimos como hablamos dando por hecho que nos damos a entender y cuando ya hemos enviado el correo y lo volvemos a leer ¡no se entiende nada!

La forma en la que nos comunicamos de manera escrita definitivamente repercute en nuestra imagen profesional. A continuación te dejo unos tips de etiqueta electrónica que te ayudarán cuando envíes un correo.

1.

Utiliza una dirección de correo electrónico profesional – Si perteneces a una empresa seguramente tendrás un correo institucional, pero si aún no lo tienes o utilizas tu correo personal, te sugiero que éste contenga tu nombre y apellido para que te identifiquen como remitente.  A nadie le interesa saber si eres “chuletaahumada@” o “lafresa@”.

2.

Que el título de tu correo sea claro y directo – Si escribes un título claro acerca de lo que trata el correo le dará información correcta al remitente y será la clave para que lo abra o no. 

3.

Cuida el “Reply All” – Hoy en día la gente puede llegar a recibir cientos de correos al día, evita copiar a todos los que vienen en el correo, a menos que consideres que es importante que estén involucrados, las personas no quieren recibir correos “paja” que quiten tiempo.

4.

Ingresa una firma digital – Utilizar una firma digital con tu nombre, puesto y teléfono le dará formalidad a tu correo.

5.

Utiliza un saludo profesional – “Buenos días/tardes o Estimad@” es mejor que un “Hola o Qué tal” además en el ámbito profesional utiliza el nombre completo de las personas, evitando diminutivos o apodos.

6.

Se precavido con el humor – Debemos de tener cuidado en la forma en la que utilizamos el humor cuando es escrito ya que muchas veces puede que no se entienda, o bien; algo que nos cause risa a nosotros a las demás personas no les causará.

7.

Revisa tu mensaje antes de enviarlo – Lee tu correo antes de enviarlo, muchas veces el autocorrector puede hacernos una mala jugada y los errores no pasarán desapercibidos por nuestros destinatarios. 

8.

Ingresa las direcciones de las personas a quien va dirigido tu correo, al último – En varias ocasiones he recibido correos inconclusos de personas que accidentalmente le dieron “enviar”. Para evitar que esto te pase, redacta tu correo y al finalizar agrega las direcciones, si le das “enviar” por accidente, tu correo estará completo. 

9.

Verifica que las direcciones de los destinatarios sean correctas – Al igual que con el autocorrector, en la lista de direcciones se puede poner una que no sea correcta. Revisa que las direcciones que ingreses sean de las personas a quienes va dirigido tu correo.

10.

Evita los emojis o stickers – En el ámbito profesional no se utilizan. Evita dar una imagen infantil o poco profesional.

La forma en la que te expresas y comunicas habla mucho de tu imagen profesional, y será clave en la percepción que se genere de ti. Tener una buena etiqueta electrónica te ayudará a generar una imagen de impacto.

Share: