Resiliencia profesional

Enfrentemos la adversidad con creatividad y resiliencia para lograr nuestros objetivos profesionales.

En estos meses de confinamiento he leído y escuchado mucho acerca de la resiliencia, esa “capacidad que tenemos los seres vivos para superar circunstancias o situaciones adversas” a las que la vida nos enfrenta y que pueden ir desde pequeños retos que nos desestabilizan, hasta la pérdida de un ser querido.  

Estoy segura de que la mayoría de nosotras hemos pasado por días de profundo estrés e incertidumbre porque estamos viviendo algo que no podemos controlar, algo que no está en nuestras manos y a su vez debemos de seguir adelante adaptando nuestra forma de vivir con resiliencia. 

Es preocupante que con frecuencia me entere de amigos y conocidos que se han quedado sin trabajo o que están padeciendo seguir con sus empresas. Aunque también he visto a muchos otros que han demostrado tener una gran capacidad de resiliencia y de adaptación para poder seguir existiendo…subsistiendo.

¿Cómo lo hacen? ¿Cómo han hecho para avanzar a pesar de la adversidad, la competencia y la inestabilidad?

Considero que a muchos la crisis nos ha empujado a ser creativos y a buscar la forma de seguir realizando y desarrollando proyectos, de apoyarnos entre nosotros (si no somos nosotros… ¿quién?) y es ahí en donde emergen características que nos ayudan a desarrollar nuestra capacidad de adaptación para superar la adversidad y lograr nuestros objetivos personales y profesionales.

¿Qué características?

Flexibilidad – Para adaptarnos a los cambios y trabajar fuera de lo que teníamos planeado.

Control de la presión – Manejar la presión a tu favor y verla como un aliado que te impulse de forma positiva hacia la resolución de los problemas.

Iniciativa – Ser proactivo y buscar la forma en la que podemos hacer que las cosas sucedan.

Optimismo – Ver las oportunidades que se nos presentan en las situaciones adversas. Ver siempre lo positivo de las cosas.

Calma – Mantener la calma te ayudará a buscar soluciones sin dejarte llevar por el pesimismo y estrés de la situación.

Definitivamente de una experiencia como la que hemos tenido, viene la oportunidad de crecer, de enfocarnos a la persona que queremos ser y a la vida que queremos vivir.

Share: