Combina tu cubrebocas con estilo

Muchas de nosotras hemos comenzado a integrarnos a nuestras actividades adoptando el uso del cubrebocas como un nuevo protocolo de salud, pero también de imagen. 

La finalidad principal de portarlo es protegernos, ya que al utilizarlo se disminuyen considerablemente las posibilidades de contagio, además su uso, se está convirtiendo en un protocolo social debido a que hay muchos lugares en los que no se permite el acceso si no traes el cubrebocas.

Definitivamente a partir de ahora, el cubrebocas será un aliado a considerar, primero; para cuidar nuestra salud y segundo, para complementar nuestro estilo.

Una vez que queda claro que debemos protegernos, puedes buscar cubrebocas con diseño que se adapten a tu colorimetría y estilo.
  • Lo primero que debes de buscar es que tu cubrebocas tenga tres tipos diferentes de tela.
  • Después, que te quede a la medida. Que se ajuste a tu cara y cubra completamente tu boca (hasta la barbilla) y tu nariz.
  • Y por último, el diseño. Considera tu estilo y qué tanto te gustaría arriesgarte con el diseño de tu cubrebocas.

-Si tu estilo es natural, utilízalo liso en color negro o azul marino.

¡Te combinan con todo!

-Si eres un poco más romántica y te gusta que los accesorios se complementen, puedes hacer un mix and match con un cubrebocas que haga juego con tu blusa o diadema, puedes utilizar un efecto tye die o patrones como cuadros o líneas.

-Si te gusta llevar un outfit más creativo, te funcionará bien un cubrebocas con aplicaciones, glitter, colores llamativos o hasta alguna impresión de tu gusto; es arriesgado pero comunica tu estilo al 100%

-Un diseño que no deberá faltar si tu estilo es dramático, es el animal print. Puedes utilizar un cubrebocas con este estampado y complementarlo con piezas neutras.

El tipo de cubrebocas que utilices dirá mucho quién eres, darle un toque con tu estilo, ayudará a disminuir un poco la barrera de comunicación que se genera entre las personas, por lo que además del diseño te recomiendo que no dejes de sonreír.

¿Cómo?

Con una sonrisa sincera que se exprese a través de tus ojos. Con el cubrebocas, la herramienta clave que vas a utilizar para generar empatía, amabilidad y seguridad, será tu mirada.  ¡Enfatiza el maquillaje y tu expresión!

Share: